Presidente asistió a la misa en Pedernales en homenaje a las víctimas del terremoto.

El presidente Rafael Correa Delgado participó este domingo de la misa campal desarrollada en Pedernales, en homenaje póstumo a las víctimas mortales que dejó el terremoto del 16 de abril del año pasado. El Primer Mandatario, durante su intervención, destacó que los ciudadanos de Esmeraldas y Manabí nunca estuvieron solos después de la tragedia natural. “Después del terremoto los manabitas y esmeraldeños no están solos. El Gobierno de Revolución Ciudadana les apoya”, aseveró Correa, quien pidió a los presentes un minuto de silencio en homenaje a los caídos en el sismo de 7,8 en la escala de Richter que azotó al Ecuador. También se refirió a que el aniversario del denominado “16A” coincide con el domingo de resurrección en Semana Santa. “Eso es un signo más de esperanza”. Correa dijo que “mientras un niño, cuya escuela se derrumbó, vuelva a clases. Y una familia que perdió su casa, hoy vuelve a tener un hogar digno, podemos estar seguros de que todo esfuerzo ha valido la pena”. (I)

FUENTE: EL TELÉGRAFO