Nuevo dicasterio para el desarrollo integral, con la sección migrantes dirigida por el Papa

PAPA(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha instituido un nuevo dicasterio destinado al ‘Servicio de desarrollo humano integral’. Lo hizo este miércoles con el motu proprio, Humanam progresiones, y ha nombrado al Card. Peter Kodwo Appiah Turkson como prefecto del mismo.

A menos de dos semanas del nacimiento otro dicasterio: ‘Laicos, familia y vida’, la creación este nuevo ente señala otro paso adelante de la reforma de la Curia Romana.

El nuevo organismo que unifica los pontificios consejos: Justicia y paz, Cor unum, Pastoral para migrantes e itinerantes, y Pastoral para los operadores sanitarios, trae otra novedad: una sección dedicada enteramente a los migrantes “bajo la directa guía del Sumo Pontífice”, de acuerdo al Art. 1- 4 de los estatutos.

Este dicasterio que venía siendo estudiado desde hace unos tres años por el Papa junto al Consejo de los nueve cardenales iniciará su labor el 1° de enero de 2017, con la cesación de los cuatro que reemplaza y para ello se abrogan los artículos 142-153 de la Constitución apostólica Pastor Bonus.

Tal sección, indica el comunicado de la Oficina de prensa de la Santa Sede, “expresa de manera especial la atención del Pontífice hacia los prófugos y migrantes”. Y precisa que “no puede existir hoy un servicio al desarrollo humano integral sin una particular atención al fenómeno migratorio”.

El motu propio aprobado el 17 de agosto por el papa Francisco junto al estatuto ad experimentum, señala que “en todo su ser y su actuar la Iglesia está llamada a promover el desarrollo integral del hombre a la luz del evangelio”. Y precisa que tal desarrollo se logra con “la justicia, la paz y el cuidado de la creación”. A lo que se suman “la salud y las obras de caridad”.

Este dicasterio “será particularmente competente en temas que se refieren a la migración, los necesitados, los enfermos, excluidos, marginados, las víctimas de los conflictos armados y catástrofes naturales, encarcelados, desocupados y a las víctimas de cuaquier tipo de esclavitud y de tortura”, temas que serán profundizados “en el surco de la doctrina social de la Iglesia”.

Además de la sección sobre migrantes, en el nuevo dicasterio figuran la comisión para la caridad, otra para la ecología, y una tercera sobre los operadores sanitarios.