Lasso reconoce que Banisi es suyo y de su familia

Guillermo Lasso, candidato presidenciable de CREO, durante una reunión con el arzobispo de Guayaquil, Luis Cabrera, afirmó que la relación con la Iglesia es de espíritu. Y denunció que están “mal utilizando la imagen del encuentro con el candidato Moreno”. El sacerdote aseguró que el encuentro que mantuvo previamente con Moreno, al igual que con él, está enmarcado en una visita cordial. Lasso aseguró que no puede haber paz, como lo pide Moreno, cuando hay corrupción. Luego de la queja, Cabrera pidió conversar a solas con Lasso, su esposa y 3 hijos, que también estuvieron en el lugar. A la salida el prelado no conversó con la prensa, pero sí el candidato. Contó que pidió la bendición para él y su familia. Lasso descartó que por parte de la Iglesia se haya formulado algún pedido. Sobre su relación con Banisi, reconoció que el banco es suyo y de su familia. Esa entidad “tiene edificios y empleados contratados y clientes, controlado por la Superintendencia de Bancos, que paga el 25% de impuestos y que al captar depósitos en el exterior trae dinero para prestarle al sector productivo ecuatoriano”. En cuanto al origen de su patrimonio, afirma no tener problemas porque puede demostrar de dónde proviene. En sus declaraciones retó a Jorge Glas “a que vaya ante un juez y bajo juramento diga si recibió o no sobornos de la empresa Caminoska”. Sobre el pago a la encuestadora Cedatos, afirmó que se trata de una campaña sucia. Aunque “si se hubiese hecho, no tiene nada de malo, es una relación profesional de una empresa con otra, no lo conozco”. El encuentro con el prelado de la diócesis guayaquileña no estaba previsto en la agenda del presidenciable. El candidato de CREO acudió luego al suburbio de Guayaquil, en donde se desarrolla un bingo organizado por el movimiento político. Luego tiene previsto liderar una caminata por el sector. (I)

FUENTE: EL TELÉGRAFO